ESTE AÑO NO TE HAGAS PROPÓSITOS E INTENCIONES DE CAMBIO, simplemente CAMBIA . ¿Cómo? : ATENTO A TU FOCO

Es importante determinar qué circunstancias hacen que pierdas la concentración, dichas situaciones pueden ser: hiperactividad, falta de atención (distracciones externas, ruidos molestos), circunstancias personales (distracciones internas, problemas familiares), etc.

La idea es que aprendas a trabajar bajo esas circunstancias y no te frustres luchando contra ellas.

Para definir un objetivo puedes preguntarte:

¿QUÉ HAY EN MI VIDA AHORA QUE NO QUIERO QUE HAYA?

¿QUÉ QUIERO CONSEGUIR?: Define tu objetivo para alcanzar.

¿CÓMO LO HAGO?:  ves diseñando etapas cortas y superables, una a una.

¿CUÁNTO LO QUIERO?: es el motor que te moverá y lo que te generará las ganas de hacerlo.

Establece un plan que te motive. Tendrás que bajar tu velocidad para reflexionar, entonces podrás ver con claridad.

Te dejo unos puntos esenciales para empezar a trabajar ,adquirir un buen hábito y enfocarte:

 1.- Planifica las tareas del día.

Esta práctica diaria te aportará facilidad para no perder el tiempo. Sólo te encargarás de ejecutar las tareas y objetivos trazados. Marca tiempos. Hay apps gratuitas ( http://bit.ly/appnotas )  que te permiten llevar un listado de las tareas y programar alertas para que no te olvides de realizarlas.

2.- Apartar las distracciones:

Coloca tus dispositivos en silencio una hora al día “LA HORA DE ORO”, como yo la llamo, es para concentrarte en diseñar tu plan del día siguiente o todas las tareas que llevarás durante ese  mismo día  Tu eliges si será la noche anterior o por la mañana al levantarte. También te puede ayudar planificar toda la semana siguiente y cada día  en la “hora de oro” el repaso y concreción.

Si por tu tipo de trabajo una hora es excesiva, te vendrá bien esa HORA DE ORO hacerla una vez a la semana, pero  HAZLO!!!

3.- Toma tiempos de descansos:

Una pequeña pausa, de un minuto, te refrescará la mente. Si tu tarea te lo permite, cada hora o cada 2 horas, camina un poco, bebe agua o consume alguna fruta. Si por el contrario, tu actividad no te permite esta solución, y dependes de estar varias horas sin poder parar la actividad que realizas, pon un “gong o vibración” en tu móvil que te avise para hacer durante unos segundos “atención y respiración plena” en lo que estás haciendo. Tu  cerebro se oxigenará, te harás consciente de lo que está pasándote en ese momento presente.

4.- Descubre tu momento más productivo

Identifica cuál es tu nivel más alto de energía y productividad.  Deja las tareas más sencillas para las horas de menor energía. Recuerda planificar  tu día teniendo en cuenta este factor, así si no completas todas las tareas programadas, sabrás que quedarán pendientes las más sencillas.

 5.- Mantén tu sitio de trabajo ordenado y material de calidad

 Ten cerca lo que necesitas, el orden eliminará factores de distracción, así como una buena ventilación y temperatura del espacio.  Busca mobiliario cómodo para mantener una correcta postura si estás sentado, o un buen calzado si tu trabajo depende de tus pies.